La RAE de IDA no tiene URL

La RAE de IDA no tiene URL ni nada que se le parezca. Su Real Academia Española, de reciente creación es un misterio. Nos ha caído del cielo como si estuviera alojada en la nube, ese espacio de almacenamiento donde también guarda la libertad el PP.

Ayuso hace eso posible. Una oficina del español, que podía haberse llamado “La oficina de Toni”, como cualquier chiringo de playa, pero que tiene delirios didácticos en la forma, pretensiones político-marrulleras en el fondo, y el objetivo claro de acoplar al colegui transversal. La idea de esta oficina es algo tan abstracto como imaginarse a Toni Cantó manos a la obra. Ya no solo porque esté al mando alguien sin formación, habiendo como hay instituciones de renombre internacional que fomentan y protegen el uso del español en el mundo, sino porque nadie, por muy ultra que fuese, se hubiera atrevido nunca a defender y difundir el castellano en Madrid, capital de su cuna.

Y no, no por haberse comentado y escrito tanto sobre el tema, está más cerca de ser asimilado.

Hasta a los propios protagonistas pareció perturbarles el anuncio. Al camaleónico Toni se le vio algo incómodo, a pesar de su larga experiencia en contradicciones, y trabajos e ideologías diversas. No por ningún tipo de escrúpulo moral sino por no encontrar -ni ser capaz de inventarse- justificación posible para la creación de su boutique. Sí, a lo mejor el día de la Hispanidad va a salir a tirar cuatro petardos enfrente del portal. Pero cuando dijo « el chiringuito soy yo », pobrecito mío, qué nervios tenía que estar pasando.

Igualmente, Ayuso lo anunció con la mirada baja, pestañeo acelerado y dicción atropellada, como si se estuviera dando cuenta de la parida mundial que acababa de exponer, pero ¡adelante ! Tragarán con esto y con más. Además, mejor ser tachada de amiga de sus amigos que de reventona de lo público. El árbol que impida ver el bosque será el más estrafalario. Ese bosque tan antiguo pero que parece llevar siempre ventaja sobre el presente.

En efecto, a pesar de lo turbio y de lo ridículo, ahí están los sondeos con el PP propulsado por los tejemanejes de la diva. Aznar, que lleva 30 años gobernando el partido sin que le choque a nadie, lo tiene muy presente. Después de todo lo que han armado y siguen armando, el disimulo ya no existe, lo mejor es ser tal cual con una cara como el cemento. Así Aznar puede tildar de centro-derecha a la banda que rige sus principios por el manual de Vox, y proclamar lideresa trendy a la presidenta que no respeta ningún orden que ponga lindes a su ambición o a su albedrío. Ya ni siquiera se salva al rey, señalado por haber firmado los indultos del procés, y de rebote convertido en monigote o en vendido al felón.

¿Quién nos iba a decir hace un par de años que nos pondríamos una vacuna en El Corte Inglés? Inimaginable, como si nos dicen que nos pondríamos vacunas de Loëwe. En la trastienda, Ayuso siempre hilando fino mientras Cantó es el blanco de todas las burlas. Por cierto, qué manera más generosa de dinamitar sus últimos cartuchos políticos.

A cualquier cerebro normalmente constituido le cuesta asimilar un nivel tan pobre y una estrategia tan interesada. Porque sí, ciertamente, todo resulta demasiado estúpido para ser tan sencillo.

Covadonga Suárez

El árbol que impida ver el bosque será el más estrafalario. Clic para tuitear

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *